La leche de almendras proporciona una alternativa saludable a la leche de vaca. Esta guía sobre los beneficios de la leche de almendras le ayudará a aprovechar al máximo este alimento nutritivo.
La leche de almendras es considerada un súper alimento debido a sus numerosos beneficios para la salud. El alimento se suele consumir crudo como bebida, aunque también se puede utilizar como sustituto de la leche de vaca, la leche de soja o la leche de coco en sus recetas favoritas. Una sola porción de ocho onzas de leche de almendras por día brindará muchos beneficios excelentes para la salud, y agregarla a su dieta es tan simple como servir un vaso para acompañar su desayuno matutino.
La leche de almendras también es más baja en calorías que muchos otros tipos de leche. Esto lo convierte en una excelente opción para aquellos que buscan agregar más nutrición a su dieta diaria sin aumentar la ingesta de calorías. La leche de almendras puede ayudar a los adultos a perder peso cuando se consume como alternativa a la leche de vaca o la leche de coco con alto contenido calórico. Tampoco contiene subproductos animales, lo que permite que veganos y vegetarianos lo disfruten sin sentirse culpable.

Beneficios nutricionales de la leche de almendras
La leche de almendras contiene muchas vitaminas esenciales y la mayoría de las mezclas modernas disponibles en el mercado contienen vitamina A, D y B12. La leche también es naturalmente rica en:
  • Potasio
  • Fósforo
  • Zinc
  • Magnesio
  • Selenio
  • Manganeso
Leche de Almendras

Sencilla leche de almendras casera que es cremosa, deliciosa y completamente personalizable. Perfecto para cereales, hornear y beber directamente junto a productos horneados.

Tiempo de preparación
10 minutos
¿Se mantiene?
5 días ene le refrigerador

Los ingredientes
1 taza de almendras crudas (remojadas durante la noche en agua fría y peladas)
5 tazas de agua filtrada (menos para espesar, más para adelgazar)
1 pizca de sal marina
2 fechas completas (opcional // sin hueso // u otro edulcorante de elección // omitir para sin azúcar)
1 cucharadita de extracto de vainilla (opcional // o sub 1 vainilla de vainilla, raspado por 1 cucharadita de extracto // omitir para natural

Preparación
Agregue sus almendras remojadas, agua, sal y cualquier complemento adicional (opcional) a una licuadora de alta velocidad y mezcle hasta obtener una consistencia cremosa y suave. Manténgalo en funcionamiento durante al menos 1 ó 2 minutos para aprovechar al máximo sus almendras.
Cuele con una bolsa de leche de nuez o mi truco favorito: un paño de cocina fino. Simplemente coloque un paño limpio sobre un bol para mezclar, vierta sobre la leche de almendras, junte las esquinas con cuidado y levántelo. Luego exprima hasta que se extraiga todo el líquido. Deseche la pulpa o guárdela para agregarla a los productos horneados (especialmente a las galletas).
Transfiera la leche a un frasco o botella tapada y refrigere. Se mantendrá hasta por unos días, aunque es mejor cuando está fresco. Agitar bien antes de beber, ya que tiende a separarse.

Tip: El remojar las almendras es vital, ya que todos los frutos secos, como la almendra, tienen una sustancia llamada ácido fítico, lo que hace ésta es impedir que el cuerpo absorba buena parte de los minerales que contiene el alimento. También suele llevarse proteínas, almidones e incluso grasas. Al remojarse se elimina esta sustancia.

Share this article

Comments

  • August 14, 2019

    Hola, nunca escuché sobre la leche de almendras. Gracias por la explicación 🙂

    • eldoc
      September 19, 2019

      Con gusto. Saludos y buena salud!

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *